Inicio
Urbanoblog
Más
Vademécum
El Pelafustán

5.12.14

Diciembre



Cada uno sobrevive como puede cada vez que llega el fin de año. Inflación, medio aguinaldo, impuesto a las ganancias, dólar en todas sus variantes. Sin embargo, hace tiempo, el último mes significa una sola cosa en Argentina: saqueos y alzamientos policiales.  


Marcos Salomón 

Entre las frases hechas más conocidas y repetidas se encuentra, sin duda, “¡Cómo pasó el año, ya estamos en diciembre!” y de inmediato comienza a llenarse la agenda de despedidas y preparativos para Navidad y Año Nuevo.
Para algunos, alegría; para otros, el fin de año se torna insoportable. Cada uno sobrevive como puede, a su manera. Inflación, medio aguinaldo, impuesto a las ganancias, vacaciones, dólar (para ahorro, “negro”, contado con “liqui”). En fin, Argentina.
Sin embargo, en el último lustro (minutos más, días menos) llegar a diciembre significa una sola cosa en país: caos. Saqueos, inseguridad, estrés, represión, alzamientos policiales. Una molotov que cada fin de año nos estalla en la cara, como indefensos habitantes de un país casi extraño. Somos nosotros, pero no nos reconocemos.
Diciembre, cuando el calor comienza a chamuscar cabezas, será un mes clave para terminar con los últimos cinco años de intentonas desestabilizadoras (no de un gobierno, sino de más de 40 millones de argentinos). O, por lo menos, como dicen (irónicamente) en la revista Barcelona: que sea un año de “saqueos cuidados”.


Otra advertencia de Barcelona sobre diciembre. 

0 comentarios:

Vademécum