Inicio
Urbanoblog
Más
Vademécum
El Pelafustán

2.7.16

Retrógrados II

































Dinart: así llamó La Nación a Dindart. | CAPTURA DE PANTALLA

▪ El radical Julián Dindart, diputado nacional correntino, renunció a la Comisión de Familia tras haber insistido en que las adolescentes se embarazan para cobrar la AUH. Con ese abominable argumento, intentó en 2012 justificar la cantidad de casos de niñas madre en su provincia, cuando era ministro de Salud. Casi nada cambió desde entonces en Corrientes.    


Datapuntochaco  | ANÁLISIS

El diputado nacional por Corrientes Julián Dindart (UCR-Cambiemos) renunció a la presidencia de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, y también a ser parte de ella, tras haber demostrado que persevera en su condición de retrógrado.
Es la mejor noticia. Un personaje nefasto como él no tiene mérito alguno para presidir una comisión como la de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, cuya agenda de temas requiere de una profunda sensibilidad, algo de lo que el médico correntino parece carecer.
Es sorprendente que alguien que piensa que las adolescentes se embarazan para cobrar “un premio”, como dijo de la asignación universal por hijo (AUH), haya sido elegido diputado nacional. Solo en una sociedad conservadora, feudal, reaccionaria y políticamente analfabeta como la correntina alguien como él puede llegar tan lejos.
“Que Dindart ya no esté en la presidencia de esa comisión es una muy buena noticia, porque es la presidencia la que dice dar o no el debate sobre un tema”, como la despenalización del aborto, dijo Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina.
Dindart insistió con sus dichos en la Cámara de Diputados pensando que semejante afrenta podría pasar por alto, como ocurre en Corrientes, donde la prensa no se mete con los gobiernos de turno. O, lo que es peor, la línea editorial del 99% de los medios de comunicación correntinos está en sintonía con Dindart.
De no ser así, Dindart no hubiese podido ser siquiera candidato. En 2015, cuando se lo nominó (a dedo, como ocurre en el radicalismo correntino), nadie objetó su candidatura.
Fue en 2012 cuando el pediatra correntino lanzó el escupitajo contra la AUH. Datapuntochaco publicó en ese entonces un editorial, titulado Retrógrados, que ahora reproducimos porque casi nada de lo que se dice allí cambió en Corrientes; solo que Tato Romero Feris está nuevamente preso.  

Las recientes declaraciones del ministro de Salud correntino, Julián Dindart, acerca de que las adolescentes se embarazan para cobrar la asignación universal por hijo (AUH) se inscribe en lo que es una opinión bastante generalizada en la sociedad correntina, que reprueba y condena todo aquello que amenace el esquema feudal imperante. En este caso particular, lo que les molesta a muchos es que las chicas pobres, gracias a la AUH, hayan dejado de ser mano de obra doméstica barata para las casas de señores y señoras “respetables”, donde puedan ser violadas y embarazadas por los hijos “respetables” de esos señores y señoras, y mandadas a abortar con médicos “respetables” conocidos y amigos de esos señores y señoras.
Precisamente, el sitio web El Sol de Corrientes, propiedad del exconvicto Raúl Tato Romero Feris, es el que vomitó primero. Las chicas se embarazan para cobrar la Asignación Universal, titula el panfleto on line tatista, con el “serio” argumento de que “lo dicen todos”. La nota es repulsiva desde la volanta hasta el punto final.
Es entendible que, en nombre del periodismo, algunos pusilánimes se despachen con informes y opiniones estigmatizantes de ciertos sectores sociales y de las mujeres en particular. No lo es, en cambio, que el máximo responsable del sistema sanitario provincial apele a denigrar a la categoría de “premio económico” un derecho social al no poder responder sobre un problema que a él le atañe como ministro de Salud: la cantidad creciente de embarazos adolescentes en Corrientes.
Dindart es funcionario del gobernador radical Ricardo Colombi, que llegó al poder desde Mercedes, enclave ultraconservador de la provincia, aliado a partidos conservadores, entre ellos el de Tato Romero Feris. De ahí que, pese a sus intentos de retractación, no sorprende que el ministro de Salud haya dicho lo que dijo: “Muchas niñas se embarazan porque tienen un recurso económico como premio [la AUH] por tener un hijo”, según reprodujo el diario La Nación.
Gran parte de la sociedad correntina piensa que la asignación universal es una dádiva que reciben las madres y no un derecho de los niños con que el Estado les asegura un mínimo de bienestar. En su momento, el senador también radical Ernesto Sanz dijo que la AUH se iba “por la canaleta del juego y la droga”. Ahora, dicen que es para “hacer hijos”.
Piensan así los sectores de la oligarquía terrateniente y ganadera de la provincia, la clase media acomodada empresarial con tics de alta burguesía y la clase media baja con berrinches reaccionarios e ínfulas de clase media acomodada, en sintonía con los postulados de la Iglesia católica, convulsionada en estos días por el fallo de la Corte Suprema a favor del aborto en casos de embarazos por violación.
Nadie, claro está, se pregunta seriamente por las verdaderas causas de los embarazos en adolescentes. Nadie quiere ver qué ocurre en los vastos sectores empobrecidos, marginados, analfabetos, ignorantes correntinos, a los que no alcanzan los operativos sanitarios que conduce Dindart. Ni siquiera los medios de comunicación locales, casi todos ellos manejados por capangas vinculados al poder político-económico responsable del atraso estructural de la provincia.

0 comentarios:

Vademécum