Inicio
Urbanoblog
Más
Vademécum
El Pelafustán

4.3.17

Voluntarios: Argentina SA







































Ante la decisión del colectivo docente del país de ir al paro en reclamo de paritarias nacionales como marca la ley, irrumpieron los “voluntarios”. Como en todo sistema antipopular, nunca faltan los idiotas útiles.   

José Luis Brés Palacio | DATAPUNTOCHACO

Con otro ropaje, la derecha llegó al gobierno en 2015. Llegaron a través del voto y no del golpe. Pero es sabido que, aunque la mona se vista de seda… Y sí, se disfrazó de democrática y honesta aunque, tras el maquillaje, su rostro seguía siendo el mismo… y sus compañeros de farsa… y sus cómplices tras bastidores… y sus intereses.
Como en un paso de tragicomedia, convirtieron a nuestro país en Argentina SA. Manejan a la nación como si fuera una empresa de pacotilla en la que, descarada y hasta pornográficamente, el “dueño” se llena insaciablemente los bolsillos a costa de sus “empleados” o quien sea y lo hace en un marco de impunidad total. No hay otra explicación posible, entre otros cientos de ejemplos, para el hecho que un presidente se autocondone 70.000 millones de pesos de una deuda de su empresa con el Estado y no pase nada. O pase muy poco.
En poco más de un año, han producido una brutal retirada del Estado en cuestiones centrales para cualquier democracia: educación, salud y protección de derechos del ciudadano. Es el mercado y no el Estado el que pareciera definir nuestros destinos. Lo patético es que quieren hacernos creer que es el único destino posible y que cualquier ignominia que decidan arrojar contra nuestras vidas nos la merecemos. Lo peor es que, por momentos, pareciera que el timo funciona a la perfección.
Gran parte de los argentinos parece presa de un típico caso de indefensión aprendida. Y sí, compró la falacia de que no solo no podemos evitar lo que nos pasa sino que, además, nos lo merecemos. Es que la tríada de dueños del dinero, dueños de medios monopólicos y el partido judicial parece que nos han enseñado con éxito que no servimos para otra cosa que para ser esquilmados por los villanos que también nos hicieron creer que el ogro está en otra parte.
El sainete se completa con estos mequetrefes que, ante la decisión del colectivo docente del país de ir al paro en reclamo de paritarias nacionales como marca la ley, se ofrecen como “voluntarios” para garantizar al macrato el “normal” inicio de clases. Es que, como en todo sistema antipopular, nunca faltan los idiotas útiles capaces de salir a defender hasta lo indefendible.
El panorama parece desolador e inevitable. Mi tía Carmen siempre decía que la historia no se mueve por lo que sucede sino por los “pero”. Y tenía razón.
Es que ante un gobierno decidido a volver a hacernos pasear por el Infierno, este marzo nos trae su formidable 678, tres días en que el pueblo vuelve a tener la iniciativa, construye su propia agenda y sale a las calles a defenderla. Docentes, trabajadores y mujeres tienen la posta. Pero, es seguro que es sólo la punta de la mecha. Porque es mentira que no nos merecemos lo que hemos conquistado. Porque sabemos que merecemos ser gobernados por políticos y no por ceos. Porque hay un piso de conciencia ciudadana que no pudieron horadar. Porque esas calles, a las que salimos tantas veces a festejar reconocimientos de derechos, nos verán nuevamente pero para reclamar un Estado presente, para decirle no a la impunidad del poder, para ratificar que es el pueblo empoderado el protagonista de su propio destino.
Así que justo es decir: voluntarios, las pelotas. 

0 comentarios:

Vademécum